Saltar al contenido

Cómo limpiar Vieiras en casa

Las vieiras son suculentos moluscos de sabor exótico muy codiciado en la gastronomía marítima. Comúnmente capturadas en los fríos inviernos, se puede presentar frescas para el consumo entre los meses de octubre y mayo. Para el resto del mayo se pueden conservar congeladas.

Su fuerte cubierta hace un tanto complicado acceder a su interior y se debe realzar una correcta preparación para que su ingesta sea agradable y placentera. Te enseñamos la forma más fácil de limpiar las vieiras.

Cómo limpiar vieiras frescas

Antes de iniciar la limpieza de las vieiras, lo primero que debes hacer es una buena elección. Aunque no será necesario que estén vivas para cocinarlas, si procuraremos de que las vieiras se encuentren bien frescas.

El método más habitual para detectar su frescura será por el olor, donde un olor fétido es un claro indicativo de que ya está en descomposición. En cambio, una vieira fresca emite un olor un tanto dulce. Sigue los pasos a continuación para limpiar vieiras frescas:

  1. Para lograr abrir la dura concha de la vieira y acceder a su delicioso interior deberás usar un cuchillo o un instrumento especial para abrir ostras

  2. Con mucho cuidado introduce la punta del cuchillo en la charnela o bisagra de la vieira.

  3. Cuando hallas logrado insertar unos cuantos centímetros del cuchillo dentro de la vieira podrás dar un giro firme o hacer palanca para lograr que ambas conchas se separen.

  4. Una vez separado la unión casi hermética de ambas conchas, con el mismo cuchillo intenta deslizar con mucho cuidado por la pared superior de la concha plana para separar la carne interna de esta concha.

  5. Cuando hallas logrado la separación de la carne del molusco de su concha, deberás desprender esa misma carne pero de la otra concha con la ayuda del cuchillo o una cucharilla.

  6. La concha que tiene mayor hundimiento puede servir como base para la presentación de la vieira y por lo tanto, deberás lavar muy bien con agua y un cepillo tanto por dentro como por fuera hasta que no quede ningún residuo.

  7. Ahora que ya tienes la carne de a vieira en tus manos, debes retirar esa membrana babosa que a recubre.

  8. Las partes negras por lo general son las tripas y otros órganos indeseables que se deben desechar. Puedes separar estos restos de la carne con la ayuda de un cuchillo filoso o unas tijeras puntiagudas de cocina. Solo debe quedar la carne de color blanco y el coral que es de color naranja, aunque dependiendo de la receta y los gustos, pudieras retirar el coral también.

  9. Lava la carne de la vieira con abundante agua fría y un poco de sal. Ahora sí estarán listas para cocinar.

Limpiar vieiras frescas

Trucos para abrir las vieiras más fácilmente

Abrir una vieira puede llegar a ser muy frustrante si no sabes los trucos adecuados para hacerlo. Lo primero que debes saber es que una vieira a punto de congelación es más fácil de abrir que una a temperatura caliente. Así que ten como buena costumbre guardar tus vieiras en el congelador.

➤ Toma en la palma de tus manos la vieira que deseas abrir, procurando que el lado más oscuro de la concha quede hacia arriba, donde se supone que esa parte de la concha es la más plana de la vieira.

➤ Introduce la punta afilada de un cuchillo entre la unión de las dos concha, pero sin introducirlo por completo para no arruinar la carne de la vieira. Es importante que el cuchillo sea resistente para que al hacer palanca no se doble y que el filo siempre esté en dirección contraria a la palma de tu mano.

➤ Cuando hayas introducido unos centímetros la punta del cuchillo entre las dos placas de la concha, puede ir palanqueando poco a poco para ir despegando hasta que puedas retirar por completo la placa superior.

Cómo limpiar vieiras congeladas

Cómo hemos comentado anteriormente, al congelar las vieiras junto con la concha facilitas su apertura, por lo que el proceso de limpieza es exactamente igual al que hemos descrito con las vieras frescas.

Sin embargo, por todo el mundo se comercializa la venta de vieiras en cualquier época del año, para lo cual se hace necesario por parte de los proveedores tenerlas bajo congelación. Para la mayoría de las ventas de vieiras congeladas ya han sido abiertas y limpiadas cuya presentación ha quedado lista para cocinar. Pero si no te fías de estos procesos industrializados, puede optar por realzar tu propia limpieza en casa.

Al comprar tus vieiras, procura tenerlas siempre en el congelador para que no se dañen, y al momento de prepararlas, puedes realizar un chequeo visual para comprobar que no le queden restos de tripas o arena. Enjuaga con abundante agua fría frotando con la yema de los dedos hasta no sentir ningún tipo de residuos.

Limpiar vieiras congeladas listas para preparar