Saltar al contenido

Como limpiar una casa muy Sucia y Desordenada

casa sucia

¡Hogar dulce hogar! Esa pequeña frase transmite un sentido pleno de satisfacción cuando nos encontramos en casa. Respirar ese ambiente de paz en medio de una casa limpia y ordenada no tiene comparación.

Ahora bien, con tantas responsabilidades diarias es común que ese nido de amor se transforme en un verdadero desorden. En una situación como esa, algunos desean conseguir una varita mágica que arregle todo en pequeños minutos. A continuación, te brindaremos una serie de sugerencias para que puedas limpiar y ordenar tu casa en menos tiempo.

¿Cómo ordenar una casa?

Con tanto desorden se hace muy difícil saber dónde empezar. Por regla general el desorden empieza en el área de cocina. Por ello, si empiezas lavando los trastes, mesones y la estufa sentirás una gran relajación, pues de hecho es el área donde más tiempo estas.

¿Cómo mantener el orden en la cocina?

Mantener el orden en esta área puede parecerte difícil, pues por lo general en las mañanas se tiende a estar más de prisa, por lo tanto, es común dejar los trastes sucios o desordenados debido a que no se cuenta con el tiempo para secarlos. Tienes varias opciones para implementar un mejor orden:

  1. Levántate una hora antes. Este es un consejo de abuelos, pero la verdad es que si funciona. Si aprovechas esa hora, podrás cocinar, desayunar y lavar los trates en el momento, además de limpiar la estufa.
  2. Pide colaboración de toda la familia. Si todos lavan su vajilla disfrutarán de un tiempo extra, además que se mantendrá todo ordenado, porque la carga se dividirá en partes iguales.
  3. Implementa un escurridor cerca del lavatrastos. Secar la vajilla apurado no es buena idea, si de verdad no dispones de tiempo, en vez de dejar todo desordenado, más bien implementa un lugar específico para escurrir los trates limpios, de esta forma al regresar podrás guardar en la alacena la vajilla.

¿Cómo ordenar y limpiar tu habitación?

La segunda área más transitada en todo hogar es la habitación. Es que aquí es nuestro centro de mando, es decir, después de cumplir con nuestras responsabilidades, lo que deseamos es relajarnos. Precisamente por ese motivo se empieza a desarrollar todo un huracán en esa zona. Dejar la ropa en la cama, los accesorios en la mesa de noche, puede ser muy tentador. A continuación, te brindaremos consejos para mantener limpio y ordenado tu área de descanso.

  1. Lava las sabanas regularmente. Aunque cada quien decide con cuanta regularidad desea lavar sus sabanas, te aconsejamos que no extiendas a dos semanas el uso de la misma.
  2. Cambia las almohadas cada seis meses. Nuestro cuerpo cambia la piel constantemente, todo ese desecho lo absorbe la almohada aunque laves la funda. Es importante cambiarla regularmente.
  3. Al levantarte arregla tu cama. De esta forma al regresar tendrás una cama invitándote a soñar.
  4. Evita la tentación de dejar la ropa tirada. Te tomará solo cinco minutos guindar tu ropa.

Consejos para mantener todo limpio y ordenado

Después de hacer una limpieza exhaustiva a la casa, debes procurar que todo se mantenga así por mucho tiempo, por ello, te aconsejamos que implementes mini tareas, de esta manera no volverás a tener un día de limpieza masiva cada mes.

  1. Asigna tareas a cada miembro de tu familia. Si cada uno se encarga de la limpieza de un área de la casa, como los baños, habitaciones y patio todo se mantendrá limpio y ordenado más tiempo.
  2. Implementa una limpieza diaria. Es cierto que limpiar todos los días puede parecerte agotador, pero la verdad, es que no es así, más bien te tomará al menos unos 15 minutos. Incluso las limpiezas profundas no serán tan agotadoras.
  3. Lava la ropa y plancha cada dos días. De esta forma no tendrás un día agotador de grandes tareas.
  4. Levántate más temprano
  5. Cuida el aspecto físico de las paredes. Procura una vez por semana retocar la pintura de tu casa, de esa manera se mantendrá hermosa por mucho más tiempo.
  6. Brinda mantenimiento regular a los electrodomésticos y demás cosas de la casa. Es mucho mejor chequear el funcionamiento de los equipos regularmente, que arrumar aparatos inservibles que afearan tu casa.

Cuando implementas un programa de aseo diario, realmente mantienes todo en pleno orden y limpio en menos tiempo. Empieza desde ya un programa familiar y veras que estas actividades unirán sus lazos familiares. Al mismo tiempo que es una excelente oportunidad de inculcarle valores a tus hijos.