Saltar al contenido

Cómo limpiar un Cuenco Tibetano

Los cuencos tibetanos son un instrumento con una poderosa influencia sobre la relajación mental, que a su vez refleja en armonía en cuerpo y mente, dando como resultado una sensación de paz y tranquilidad.

Limpiar un cuenco tibetano

Unos de los beneficios más conocidos de los cuencos tibetanos son:

  1. El sonido que genera efectos curativos.
  2. Proporciona un sentido de paz y bienestar.
  3. Limpia y purifica el lugar de las energías negativas.
  4. Ayudan en la meditación.

Muchas personas disfrutan del canto de estos cuencos tibetanos, pero muy pocos saben cómo mantenerlos, como cuidarlos y limpiarlos, aquí te traigo la manera correcta de limpiar estas poderosas herramientas.

Una manera sencilla y fácil de limpiar el cuenco tibetano

Para limpiar un cuenco tibetano hace falta un ingrediente especial y que de seguro lo tendrás en tu cocina, te hablo del limón.

Las propiedades de los limones hacen más rápida y sobre todo efectiva la limpieza, purificando por completo la superficie del cuenco.

  1. Toma un limón, córtalo de forma horizontal por el medio, luego toma una de las dos mitades, quítale la concha con un cuchillo, y has un corte en cruz en la superficie carnosa, para que el limón se abra un poco más y pueda salir un poco de zumo.
  2. Una vez hecho esto, frota el limón con movimientos circulares durante unos 3 minutos en toda el área, por dentro, por fuera, y por el borde.
  3. Ahora enjuágalo con mucha agua, y para finalizar sécalo muy bien con un paño absorbente.
  4. No dejes nada de humedad para que no se oxide y colócalo al sereno, a sol y luna, uno o dos días, sobre la tierra preferiblemente, sino sobre una ventana, pero siempre donde le pegue el sol y la luna.

Te recomiendo que luego de unas semanas, tomes un estropajo de aluminio para frotarlo de manera circular, esto para que el cuenco agarre una tonalidad más bonita y brillante.

Además de darle un color más lindo, el estropajo elimina el óxido que puede tener. Al frotarlo, el cuenco suelta un polvillo toxico y desagradable, así que es mejor usar una mascarilla.

¿Por qué no suena mi cuenco tibetano?

Es posible que tengas un cuenco que dejo de sonar cuando lo intentas hacer cantar, lo más probable es que lo hayas lavado con agua y jabón, y que se haya quedado una capa de jabón en la superficie y, por supuesto, esto hace que la baqueta resbale sobre el cuenco y no logre hacerlo cantar.

Aquí van dos trucos que puedes hacer para hacerlo sonar:

  • Con las manos limpias, frota el cuero de la baqueta, y luego frota con suavidad el cuenco con tus manos unos minutos, sobre la parte interna y externa. Lo más posible es que ahora si comience a sonar.
  • Lo otro que puedes hacer es utilizar una goma de borrar y pasarla por toda la superficie del cuenco, tratando de eliminar la lámina de jabón que tenga. También puedes utilizar una malla de plástico, de las que se utilizan en la cocina para dejar escurrir la vajilla, y frotarla sobre el cuenco. Tu cuenco comenzara a sonar al instante.

Cuenco tibetano sonoro

Ahora sí tienes un cuenco limpio y listo para cantar y generar tantas cosas buenas.