Saltar al contenido

Cómo limpiar un Calentador de Gas

Un calentador de gas en buenas condiciones mejora tu calidad de vida, proporcionándote un elemento esencial y muy beneficioso como lo es el agua caliente. Es de vital importancia tener el calentador en excelente estado y funcionamiento.

Limpiar un calentador de gas

El calentador necesita un mantenimiento preventivo adecuado para que puedas disfrutar de las grandes ventajas que ofrece. A continuación, te detallo como debes limpiar un calentador de gas butano, después de terminar te sorprenderá lo limpio que quedará.

¡Pongamos manos a la obra!

Cómo limpiar un calentador de gas butano por fuera

La mayoría de los calentadores de gas presentan dos problemas comunes: uno de ellos es que deja de funcionar o encendedor piezoeléctrico, el cual es el responsable directo de hacer saltar la chispa cuando se enciende la llama.

El otro problema, es lo débil de la llama debido, probablemente, al sucio acumulado en los canales de gas.

En el caso de que tu calentador sea de gas butano, debes supervisar el tubo flexible y el regulador. Debes estar atento de sustituir el tubo flexible una vez que haya caducado, generalmente la fecha de caducidad está inscrita en la superficie del tubo, verifica que el regulador está en buenas condiciones.

Una vez hecho esto, comencemos con la limpieza. Antes de empezar cierra la bombona de gas butano para mayor seguridad. Aplica estas indicaciones paso a paso:

  1. Quita la tapa frontal o la cubierta del calentador, generalmente suelen estar sujetas a dos pestañas metálicas o plásticas. Observa si la perilla del regulador este posicionada correctamente para poder extraer con precaución la tapa.
  2. Supervisa el chicle: El chicle es la pieza responsable de producir oxígeno en la combustión. Probablemente en el tubo que transporta el oxígeno a la llama hay polvo, por ello el oxígeno no llega correctamente y la llama es débil.
  3. Retira el polvo, con la ayuda de un cepillo de dientes puedes limpiar el chicle, pasa suavemente el cepillo y teniendo cuidado de no dañar la pieza.
  4. Después avócate al sistema de encendido: el encendedor piezoeléctrico o bujía, es una zona donde se acumula el polvo. Si logras soplar con fuerza levantaras el polvo, no solo del encendedor piezoeléctrico, sino también de la perilla del regulador.
  5. Ya que tienes el calentador destapado, limpia con una brocha pequeñas las partes visibles, el serpentín, piezas metálicas, cables, etc.
  6. Para finalizar, vuelve a colocar la cubierta.

Con estos sencillos pasos alargaras la vida útil del calentador de gas y mejorando su funcionamiento.

Cómo limpiar el serpentín de un calentador de gas

El serpentín es un espiral de tubo de cobre que esta alrededor de los quemadores del calentador, de esta manera calienta el agua que circula por dentro.

Para limpiar el interior del serpentín generalmente se usa salfumán o agua mala. El salfumán ayuda a retirar la cal incrustada en la superficie.

Este poderoso químico debes manipularlo con sumo cuidado ya que puede ocasionar lesiones y daños en la piel. Te recomiendo que utilices unos buenos gantes de goma y una mascarilla. Sigue estos pasos para aplicarlo:

  1. Desmonta el serpentín del calentador y trasládalo a una bañera y, una vez allí, viértele el agua mala, salfumán o el antical que hayas elegido, déjalo reposar allí con el químico el mayor tiempo posible.
  2. Luego, enjuaga con abundante agua hasta que esta salga clara del serpentín.
  3. Después de esto, en la zona exterior del serpentín utiliza un cepillo plástico de púas para quitar la carbonilla.
  4. Una vez hecho esto, vuelve a colocar el serpentín en su lugar, dentro del calentador y listo.

Después de terminar todo este procedimiento podrás tener tu calentador de gas a plenitud, totalmente limpio y con una esperanza de vida aun mayor ¡Bien hecho!