Saltar al contenido

Cómo limpiar Setas de diferentes tipos

Las setas son un producto de la naturaleza nutritivo y ampliamente usado para distintos tipos de platillos. Su sensación y sabor los hacen una opción para consentir el paladar. Pero al estar tan cerca del suelo acumulan mucha tierra, afectando su sabor y su condición.

Limpiar setas

¿La solución?

Limpiarlas bien, de modo que queden pulcras y conserven su sabor.

¡Acompáñanos en este articulo para que aprendes a como limpiar setas de forma rápida y sencilla!

Cómo limpiar setas shiitake

La seta china es aroma intenso, lo cual lo hace ideal para platillos variados. Pero, si no se limpian bien, puede llegar a ser un platillo perturbador.

Para que esto no pase, limpia tus setas shiitake siguiendo estos pasos detalladamente:

  1. Quita la tierra y la suciedad lo más que puedas con un paño seco.
  2. Después, lávalo rápidamente bajo un chorro de agua para que no absorba mucho líquido. Tratando de quitar los restos de tierra.
  3. Ahora, sacúdelos en una centrifugadora de verduras. Si queda agua en alguna de las setas tómalo por el tallo y sacúdelo con fuerza. Si es necesario seca con un paño seco o toallas de papel.

Después de este procedimiento puedes cocinarlos o almacenarlos.

Nota: aplicar agua solamente si es necesario, ya que las setas ya vienen con agua. Inevitablemente en ocasiones es necesario utilizar agua para poder limpiarlas.

Cómo limpiar setas de cardo

Las setas de cardo son bastante conocidas en España y, sobre todo, reconocida por su exquisito sabor ¡Se me hace agua la boca en solo pensar en ellas!

Sigue estos pasos para limpiarlas, previamente antes de llevarlas a la cocina (o a la boca):

  1. Toma un paño seco y trata de quitar la mayor cantidad de tierra.
  2. Ahora, con un cepillo de setas o con uno de dientes trata de quitar los restos de suciedad.
  3. Si aún tiene restos de tierra o suciedad trata de quitarlos con un poco de agua, no exponiéndolo mucho tiempo a la humedad puesto que se hinchan y pierden su sabor.

Cómo limpiar setas silvestres

En el caso de las setas silvestres lo mejor siempre será seguir estos consejos:

  1. A la hora de cortarlas, llévate un paño seco, y cuando las arranques, límpialas lo más que puedas antes de meterlas en la cesta.
  2. Una vez estés en casa, con un paño ligeramente húmedo trata de quitar el resto de la tierra.
  3. Ahora, con un cuchillo o un cepillo (puede ser de dientes o uno especial para setas), termina de quitar las imperfecciones o los restos de suciedad.

Para estas setas lo mejor es evitar ponerlas al agua.

Cómo limpiar setas cultivadas

Las setas cultivadas generalmente vienen bastante limpias, debido a que llegan a los establecimientos después de un trabajo previo. No obstante, eso no significa que debes confiarte y no limpiarlas.

En este caso lo mejor será chequear minuciosamente, y pasarle un paño húmedo sobre las partes que lo requieran.

También puedes quitarle la parte del tallo en la cual se encuentra el sustrato sobre el que se ha cultivado la seta. Y, pasarlas por agua solamente si es necesario, siempre ubicando las láminas hacia abajo para que no acumulen mucha agua.

Limpiar setas cultivadas

Ya limpias tus setas, llévalas a la cocina, puedes hacerlas en sopas, salsas, ensaladas o estofados, como mejor te apetezca ¡bon appetit!