Saltar al contenido

Cómo limpiar Pendientes de Plata

Hay pocas cosas que atraen tanto la atención del ser humano como los metales preciosos. Desde tiempos inmemorables, en las épocas donde el hombre se empezó a organizar en sociedad y descubrió como distinguir ciertos materiales, se establecía una jerarquía entre los metales, la cual determinaba su valor.

Entre estos metales, se destacaba junto al oro, la plata. Hay indicios de que sus primeros usos se dieron alrededor del año 3000 antes de cristo, primero usado por las tribus de personas que habitaban todo el medio oriente en ese entonces, las cuales hacían utensilios bastante preciados del metal, y luego por los griegos, quienes se dicen fueron los primeros en hacer decoraciones personales de plata.

Pendientes de plata

Desde entonces muchas culturas distintas han diseñado sus propias decoraciones con el metal, experimentando distintas creaciones de collares, anillos, pulseras y un accesorio en particular muy popular, los pendientes.

El prestigio que puede ganar una persona por utilizar pendientes de plata no debe ser subestimado, porque incluso en la actualidad la plata es considerada como un metal de los más finos. Es fácil encontrar personas que inviertan un buen importe en adquirir pendientes de plata. El problema surge al momento de mantenerlos, pues como casi cualquier cosa, requieren de buenos cuidados para mantenerse.

La limpieza es fundamental, y aunque la plata cuente con la conveniente propiedad de ser resistente a la corrosión, si no se tiene cuidado se acumulará demasiada suciedad en los pendientes, lo cual podrías necesitar de un buen método para quitar la mugre.

Normalmente bastaría con frotar un pedazo de tela humedecida contra la pieza para remover el polvo o cualquier otra partícula de suciedad, pero como sabemos que hay casos específicos que necesitan cubrirse, es mejor dar métodos para cada caso. Hoy aprenderás como limpiar pendientes de plata correctamente.

¿Cómo limpiar pendientes de plata con circonitas?

Se pueden encontrar en el mercado pendientes de plata con circonitas. Estas peculiares piedras artificiales tienen mucha similitud con los diamantes, con la diferencia de que su precio sea menor. De todas formas en el apartado estético no tienen nada que envidiar, por lo que son una opción popular entre compradores.

Para limpiar bien este tipo de pendientes, se puede utilizar jabón para trastes suave o en caso de no poseer, el detergente de ropa puede funcionar. La idea es hacer una mezcla de agua caliente junto al jabón, dicha mezcla puede ser de tres porciones de agua por una de jabón y también puedes utilizar un vaso para formarla.

Una vez realizada la mezcla, debes dejar remojando los pendientes por al menos 10 minutos y en caso de no tener prisa, puedes sumergirlos por 1 hora para obtener mejores resultados.

Al pasar el tiempo, simplemente retiras los pendientes del agua y procedes a secarlos con un trapo, teniendo cuidado de no ser muy brusco mientras lo haces.

Pendientes de plata con circonitas

¿Cómo limpiar pendientes de plata con piedras?

El caso de las piedras preciosas, se tiene una mayor complicación al de las circonitas. La causa de las complicaciones es la diversidad de piedras que pueden encontrarse en los pendientes de plata. No todas las piedras preciosas tienen la misma reacción a los cuidados que queramos implementar, por lo tanto, se debe buscar la limpieza específica de la piedra que poseas.

Como consejo universal para la pedrería, debes tener mucho cuidado con los cambios bruscos de temperatura, los aceites y el amoniaco. La temperatura puede debilitar el adhesivo que sujeta a la piedra, mientras los aceites y el amoniaco pueden resultar en daños a la estructura de la misma.

¿Cómo limpiar pendientes de plata con bicarbonato?

El bicarbonato, también puede ser tu amigo al momento de limpiar tus pendientes. Para realizar este método, simplemente debes diluir en un vaso de agua el bicarbonato. Después, procedes a sumergir los pendientes por 1 hora y al retirarlos debes frotarles con un trapo limpio para notar la diferencia.

❯❯❯ Existen otros métodos que pueden aumentar la efectividad del bicarbonato, por ejemplo, acompañarlo con limón. En tal caso, debes preparar una mezcla de limón y bicarbonato que deberás aplicar a los pendientes con un cepillo suave.

Debes dejar la pieza por el tiempo de 1 hora en la mezcla y luego removerla. De esta sencilla forma tu plata quedará como nueva.