Saltar al contenido

Como limpiar Oro Blanco en Casa

Toda joya fabricada con oro blanco aporta belleza, elegancia y durabilidad. El oro blanco como cualquier otro metal debe ser limpiado y cuidado de una manera especial, solo de esta manera podrá lucir siempre como nuevo.

El oro blanco es simplemente una combinación de oro, plata y paladio. Lo que más destaca a este metal es el gran brillo que posee. Dicho brillo puede llegar a opacarse por el uso de perfumes, por la humedad, el sudor y otros agentes. Es importante conocer la manera correcta de limpiar las prendas de oro blanco, en adelante descubrirás algunas.

Como limpiar joyas de oro blanco y brillantes

Las joyas de oro blanco son hermosas y mucho más cuando tienen incrustaciones de brillantes. Lo que se debe tener en cuenta es que al momento de limpiar este tipo de piezas se requiere de mucha precaución, si no se tiene cuidado se podrían llegar a estropear sus brillantes.

Debes evitar aplicar productos agresivos como el cloro o el amoniaco en la limpieza de tu joya, pues, aunque estos limpian algunos metales, también causan daños en la pedrería existente.

Existe una forma efectiva de limpiar este tipo de piezas, a continuación, la conocerás en detalle.

  1. En primer lugar, debes poner a hervir agua.
  2. Vierte el agua en un recipiente plástico.
  3. Espera unos minutos hasta que el agua tenga una temperatura tibia.
  4. Agrega una cucharadita de lavaplatos líquido en la cubeta.
  5. Disuelve bien, hasta que salga espuma.
  6. Introduce la joya dentro de la mezcla durante 30 minutos.
  7. Saca tu joya y déjala escurrir sobre un paño seco.
  8. Prepara una pasta con bicarbonato de sodio y un poco de agua.
  9. Toma la joya y distribuye sobre ella toda la pasta de bicarbonato.
  10. Pasa un cepillo de dientes de cerdas suaves sobre la pieza.
  11. Enjuaga tu joya con agua normal.
  12. Seca tu joya con un paño limpio y listo ❤

Como limpiar anillos de oro blanco

Los anillos de oro blanco son la pieza más fácil de limpiar, debido a que son más firmes que otras joyas y no presentan inconvenientes al frotarlos con fuerza.

Si tu anillo de oro blanco a tomado un tono ennegrecido, no te preocupes, existen múltiples métodos para recuperar su brillo y color original.

Limpiar anillos de oro blanco

Con Pasta de dientes

Todos conocemos por experiencia el efecto blanqueador de la pasta de dientes, solo debes tener en cuenta que la de presentación en crema funciona mejor que la de gel. Para blanquear tu anillo de oro blanco agrega un poco de esta pasta en un cepillo de dientes de cerdas suaves y frótalo en forma circular sobre este. Enjuaga bien con agua y seca con ayuda de un paño.

Con Jabón liquido

El jabón lavaplatos ha resultado el aliado perfecto para limpiar anillos de oro blanco. Solo tienes que mezclarlo con un poco de agua hasta crear espuma, luego coloca tu anillo dentro de la mezcla y déjalo remojar allí durante 25 minutos. Al transcurrir este tiempo lo frotas con un poco de bicarbonato de sodio lo enjuagas en el grifo y lo pones a secar.

Con Limón y Bicarbonato

Limpiar anillos de oro blanco con zumo de limón es una técnica muy efectiva.

  1. El primer paso para limpiarlo es poner a remojar tu anillo en agua muy caliente durante 15 minutos.
  2. Mientras este se está remojando puedes preparar una mezcla de zumo de limón con bicarbonato.
  3. Distribuye la mezcla en tu anillo y frontalo con un cepillo de dientes.
  4. Enjuágalo y déjalo escurrir sobre un paño seco.

Otra idea, aún más práctica, es poner directamente el limón y el bicarbonato mientras pones el agua a hervir unos minutos con las joyas entro.

Te dejamos un vídeo de demostración de este proceso.

Como limpiar pendientes de oro blanco y brillantes

Limpiar un pendiente de oro blanco con brillantes no es una tarea sencilla. Los pendientes siempre han sido piezas muy delicadas, por eso deben ser tratadas con cuidado. Es común que con el tiempo su color se oscurezca un poco, debido que el sudor deja este efecto en ellos.

Limpiar pendientes de oro blanco

Para limpiar bien tus pendientes, sin causar daños a los brillantes incrustados en ellos, puedes aplicar el consejo que veras a continuación. Este lograra dejar tu pieza como recién sacada de la joyería.

  1. El primer paso a tener en cuenta es el de pasar un paño de microfibra seco, para retirar toda suciedad existente.
  2. Si vas a limpiar tus pendientes cerca del lavamanos o fregadero, trata de colocarle una rejilla al agujero de desagüe, así evitaras perder alguna pieza.
  3. Mezcla en un recipiente lavaplatos liquido con agua tibia.
  4. Coloca tus pendientes dentro del recipiente durante unos minutos.
  5. Retira uno de los pendientes de la mezcla y frótalo con suavidad con un cepillo de dientes.
  6. Realiza el paso anterior con el otro pendiente.
  7. Enjuaga ambos pendientes en un recipiente con agua a temperatura normal.
  8. Sécalos bien con un paño de microfibra y listo.