Saltar al contenido

Cómo limpiar Muebles de Madera Barnizados

Los muebles barnizados son bastante hermosos, estos brillan y relucen de una manera agradable y hasta elegante. Pero el constante uso, la humedad o el polvo puede llegar a opacar completamente su brillo. Para que vuelvan a brillar, y las cosas vuelvan a su forma adecuada, solamente debes aplicar los métodos correctos para ello.

¡En este artículo aprenderás a cómo limpiar tus muebles de madera barnizados en un instante!

Limpiar muebles de madera barnizados

Método para limpiar muebles de madera barnizada

Para limpiar tus muebles de madera barnizada solamente debes aplicar este sencillo método de 4 pasos:

  1. Toma un paño de microfibras y mójalo con una solución de agua tibia y jabón neutro.
  2. Exprime bien el paño de modo que quede ligeramente húmedo y pásalo por toda la superficie de madera.
  3. Como tercer paso toma otro paño y humedécelo en agua limpia, exprímelo para reducir la humedad al mínimo y, al pasarlo sobre la superficie, quita los restos de jabón muy bien.
  4. Finalmente pasa un paño de microfibras seco para reducir totalmente la humedad.

Consejo: siempre que pases los paños húmedos o secos, debes hacerlo en dirección de las betas de la madera para generar la menor cantidad de fricción.

Cómo limpiar muebles lacados oscuros

Para que tus muebles lacados se mantengan en la mejor condición solamente sigue estos pasos:

  1. Aplica un limpiador especializado en un paño y pásalo en una parte específica del mueble.
  2. Automáticamente con un paño seco pule y seca con él. Continua así parte por parte hasta que culmines con todo el mueble.
  3. Finalmente, aplica glicerina liquida sobre un paño y pule la superficie para darle brillo.

Cómo limpiar muebles lacados opacos

Para los muebles lacados opacos sigue este método de limpieza muy sencillo:

  1. Haz una mezcla de trementina y linaza en partes iguales, suficiente para la superficie con la cual vas a tratar.
  2. Ahora, toma un paño y humedece con la mezcla que hiciste en el paso numero1.
  3. Después, frota con una gamuza para que quede seco y brillante.

Nota: Recuerda que para estos y otros procedimientos siempre debes retirar el polvo previamente antes de pasar algún paño húmedo o producto.

Como has visto es bastante sencillo limpiar tus muebles, no tienes que buscar artificios o procedimientos complicados, solamente necesitas los artefactos y materiales necesarios ¡Y manos a la limpieza! ¡Que queden bien limpios y brillantes esos muebles!