Saltar al contenido

Cómo limpiar Monedas

Tanto si acumulas algunas monedas sucias en tu monedero, como si eres coleccionista de monedas, seguramente ya tendrás al menos un conocimiento básico sobre el interesante mundo de la numismática.

En este medio, todos califican como coleccionistas; de mayor o menor experiencia, y siempre habrá en esta comunidad conformada por conocedores de las monedas, un interés particular por hacer crecer su colección. Mantener las monedas en buenas condiciones es importante y hoy te explicaremos como tenerlas muy bien conservadas para admirarlas y reconocer su valor como objeto histórico y como antigüedad.

Si las monedas están deterioradas, pueden perder su valor debido a que las bacterias, el oxido, la suciedad, etc., van apareciendo con el tiempo. Poco a poco hay que eliminar estos agentes, para no acelerar su proceso de deterioro.

El trabajo de limpieza no será un trabajo sencillo, pero sí es bastante entretenido. Requerirás de paciencia y dedicación para dejarlas completamente limpias, utilizando métodos caseros que te explicaremos en este artículo, con la intención de que no cometas ningún error y estropees el valioso objeto, especialmente si tus monedas son antiguas o forman parte de una herencia familiar.

Los materiales con el que están hechas las monedas son muy variados, y cada uno tiene su propio procedimiento de limpieza. Por ello, en este post te ofrecemos los pasos a seguir en el caso de que desees limpiar monedas de cobre, plata, níquel, monedas antiguas, incluso monedas de peseta.

Sabemos muy bien lo que pueden significar tus monedas para ti, por ello te damos los tips más eficientes y rápidos, para que tu pequeña o gran colección luzca resplandeciente y el alcance de tu satisfacción sea segura.

¿Cómo limpiar monedas de cobre?

  1. Para poder limpiar las monedas de cobre necesitarás un recipiente, por ejemplo, un vaso de medida estándar.
  2. En el vaso colocarás un gramo de sal.
  3. Vierte vinagre para que la sal se humedezca y mezcla hasta que se forme una pasta fácil de manejar.
  4. Luego, mojarás una pequeña esponja con la pasta para frotar la moneda por ambas caras muy suavemente.
  5. El efecto que quieres darle ocurrirá enseguida, verás como el oxido o la suciedad acumulada desaparece.

VINAGRE BLANCO DE LIMPIEZA

¿Cómo limpiar monedas de plata?

  1. Las monedas de plata deben manipularse con sumo cuidado. Preferiblemente se recomienda sujetar solo por los bordes con guantes que no desprendan pelusas.
  2. Seguidamente, remoja cada moneda en un envase con agua; que anteriormente haya sido hervida, y un poco de jabón que no sea detergente. Este jabón debe ser líquido y removido hasta que se disuelva totalmente en el agua.
  3. Allí colocarás las monedas para que reposen y pasados unos minutos debes voltear hasta que notes el cambio.
  4. Una vez estén listas debes retirarlas para luego secar con un paño pero sin frotarlas, solo dejándolas sobre él para que se sequen con el aire natural, para evitar dañarlas.
  5. Si aún ves un poco de suciedad en las monedas, entonces deberás remojarlas en el agua que se utilizó anteriormente y luego congelar en el refrigerador. Este procedimiento es efectivo para eliminar todos los residuos.
  6. Y cuando todas se hayan congelado, tomarás un cepillo viejo y lo pasarás por cada una con delicadeza.

¿Cómo limpiar monedas de níquel?

  1. De igual forma, para pulir monedas de níquel se necesita tener sumo cuidado para que la pieza no se estropee. Lo primero que necesitas es un envase donde puedas verter agua tibia.
  2. Coloca todas las monedas que desees lavar y déjalas reposar durante una hora mínimo.
  3. Luego, las retiras para secar con un paño suave.
  4. Con delicadeza tomarás una por una y frotarás cada uno de los lados con un cepillo, que no necesites para otro uso, que contenga vinagre pero sin apretarlas.
  5. Con una pequeña porción de crema dental, repite el proceso de frotación.

Monedas varias

¿Cómo limpiar monedas antiguas sin dañarlas?

Si posees monedas que son antiguas y no sabes de qué metal están hechas, no te preocupes, la mejor solución es el agua para quitar esas capas de sucio que puedan tener y así, poder conocerlas y saber bien sobre sus detalles, fecha, procedencia y material.

  1. Con unos guantes toma cada moneda por los bordes con suavidad.
  2. Abre el grifo del agua y ponla debajo.
  3. Deja que el agua corra sobre ella pocos segundos, esto hará que no se raye y la suciedad que tenga encima se vaya con el agua.
  4. Por último, toma un paño para secar y evita que queden restos en la superficie de la moneda.
  5. Evita frotarla. Para ello, solo bastan unos pequeños toques con el paño para que este absorba el líquido.

¿Cómo limpiar monedas de peseta?

La peseta es una moneda muy antigua y muchas personas las han conservado por años, pasándolas de generación en generación; especialmente en España, que es de donde proceden estas monedas. Por tal motivo, no se puede subestimar ninguna de estas monedas de peseta, que hoy día no valen lo que marca en su troquel obviamente, sino la antigüedad e historia que guardan.

En este sentido, si posees pesetas debes tratarlas con sumo cuidado al limpiarlas. Ha sido confirmado por expertos que el siguiente método no es muy abrasivo y te ayudará con el trabajo de eliminar el sucio, al mismo tiempo que cuidará la pieza y mantendrá su valor.

  1. Lo que necesitarás es un envase con agua tibia y jabón de mano.
  2. Por ello, se recomienda que coloques solo una moneda primero para verificar que esta no se dañe con el contacto del agua jabonosa, por ejemplo, una que sea de poco valor.
  3. Si observas que efectivamente está en condiciones optimas puedes añadir todas las demás que deseas limpiar.
  4. Una vez estén allí, solo déjalas reposar hasta que notes algún cambio.
  5. Cuando decidas retirarlas, busca un paño suave para secar y con un cepillo las frotarás con extremo cuidado.
  6. Luego, cuando estas superficies estén limpias, utiliza otro envase para verter agua tibia y dejarlas todas allí durante cinco minutos.
  7. Finalmente, déjalas secar con el aire natural sobre un paño seco.

Con estas estrategias antes descritas, verás tus monedas relucir y exhibir sus cualidades, siempre sabiendo que las huellas del tiempo en este tipo de objetos de colección son importantes, pues también hablan de su historia. Tan solo se trata de usar métodos de conservación que no les causen mayores cambios de los que son propios de su antigüedad.