Saltar al contenido

Cómo limpiar Metales Oxidados

Los metales son la base de muchos utensilios del hogar, incluso de algunos artículos de joyería los cuales aportan un toque de elegancia y sofisticación. Sin embargo, a pesar de que estos metales son hermosos por naturaleza, la verdad es que algunos elementos externos pueden causar daño en el mismo. Por tanto, es vital restaurarlos en la apariencia natural.

El óxido es la causa de deterioro más habitual del hierro, aluminio e incluso el oro. Y aunque ver una prenda en este estado puede parecer irreparable, la verdad es que es posible limpiar este tipo de corrosión. De hecho, lo puedes hacer tanto con trucos caseros, como con productos comerciales. A continuación, te hablaremos de la forma correcta de limpiar tus metales oxidados.

Cómo limpiar hierro oxidado

Empecemos con el hierro. Hay muchísimas herramientas de trabajo las cuales son fabricadas con este resistente material.

Es posible que la humedad del exterior afecte el metal y este empiece a oxidarse. Por lo tanto, puedes limpiarlo con vinagre blanco, de la siguiente forma.

  1. Sumerge la herramienta en vinagre durante un día aproximadamente
  2. Después frota suavemente
  3. Enjuaga con agua limpia
  4. Y listo, ya tienes tu herramienta impecable.

Ahora bien, si la herramienta en cuestión es demasiado grande como para dejarla en remojo, puedes aplicar vinagre solo en la zona afectada y déjalo actuar unas horas. También puedes remojar papel de aluminio en un frasco de vinagre por unos minutos, y utilizarlo como cepillo para frotar tu herramienta. De esta forma tan sencillo puedes eliminar por completo el óxido del hierro.

Cómo limpiar acero inoxidable oxidado

Ahora bien, este apartado es un poco curioso, pues hablaremos del acero que se supone es inoxidable. Pero, aunque parezca increíble el acero inoxidable también puede oxidarse, no obstante, es importante destacar que por lo general aparecen pequeñas manchas.

Puedes implementar el uso de bicarbonato para eliminar el óxido del acero de la siguiente forma.

  1. En un pequeño recipiente, haz una mezcla de bicarbonato y agua
  2. Debe quedar con la textura de una pasta
  3. Con ayuda de un pañito puedes aplicarla sobre el oxido
  4. Frota ligeramente
  5. Enjuaga
  6. Seca con un paño limpio.

También puedes valerte de un abrillantador de acero, los cuales son productos que le devuelven el brillo al instante a tus prendas o superficies de acero, tales como el fregadero, ollas, grifos, etc. Hay variados precios y tamaños, puedes adquirir el que mejor se ajuste a tu bolsillo.

Limpiador de acero inoxidable 9029793149 de...
  • Elimina la suciedad y las huellas dactilares.
  • Deja una película protectora.
  • No araña.
  • Spray 250 ml.

Cómo limpiar aluminio oxidado

El aluminio es uno de los metales más usados para utensilios de la cocina, coches, así como para otros fines. No obstante, es muy sensible al oxido, pesar de ello es un metal muy valioso y fácil para restaurarlo. A continuación, te detallaré dos formas de limpiar el aluminio oxidado.

➤ Limón

Este fruto es muy valioso como producto de limpieza. Si estas lavando una olla solo debes colocar agua a hervir y aplicar el sumo de un limón. Deja que la mezcla hierva al menos por unos 10 minutos, veras como la parte interna quedara reluciente. Ahora, si deseas puedes aplicar parte del agua en la parte externa, de esta forma retiras el óxido.

➤ Agua caliente y jabón

Tanto si se trata de una cazuela o del rin de una bicicleta, lo mejor es lavar con agua y jabón, esto quita el sucio y el óxido superficial. Si el óxido está muy arraigado, debes poner a hervir agua, aplícala sobre el metal. Luego frota con jabón y un cepillo. De esta forma puedes eliminar el óxido del aluminio.

Si deseas una solución más inmediata, puedes comprar productos especializados para la limpieza del óxido en aluminio.

Cómo limpiar el oro oxidado

El oro es uno de los metales más cotizados. En busca de él, algunas personas pasan literalmente años en una mina desterrando este metal precioso. Es la base de las joyas más espectaculares, no obstante, también puede oxidarse.

Desde luego, que lucir una prenda de este fino metal sucio de óxido no es placentero a la vista, de hecho, se puede decir que daña nuestra imagen. Por tal motivo, te detallaré a continuación un buen truco casero para limpiar tus prendas de oro.

Limpia el oro con líquido lavavajillas

Tal como has leído, el líquido que utilizas para lavar trastes es un excelente aliado para el blanqueamiento de este fino metal. Solo debes tomar un tazón y llenarlo de agua a temperatura ambiente. (Nunca con agua caliente) añadir un poco de jabón y remover. Deja tus prendas en remojo unos 20 minutos aproximadamente. Después con un cepillo de dientes puedes frotar suavemente, con mucho cuidado de no estropear las piedras de tus joyas. Enjuaga con agua limpia y sécalas con un paño suave. Listo, tienes tu metal reluciente.

Si esta forma de limpieza no es tu estilo, o sencillamente no confías en este truco, entonces puedes inclinarte por la opción de comprar productos comerciales. Estos tienen la ventaja de actuar de inmediato, además que no implican ningún tipo de riesgo, ya que están especialmente diseñados para abrillantar este metal sin ningún efecto secundario.

SimpleLife Limpiador de Joyas Oro Plata Limpieza...
  • Alta calidad de los materiales.
  • Uso para el mantenimiento de joyas.
  • Fácil de usar y eficaz.
  • No dañará tus joyas.
  • El paquete incluye (sin paquete al por menor): 1 x Pasta de pulido.

Cómo limpiar el cobre oxidado

El cobre es muy útil como base para los adornos de la casa. Desde luego se le puede utilizar para distintos fines. No obstante, es de destacar que tras algún tiempo empieza a tornarse de un feo color, incluso a desarrollar manchar que afean su aspecto. Su limpieza es muy sencilla, te vamos a revelar dos trucos muy útiles.

Limpiar el cobre oxidado

Limpia el cobre con sal

Puedes implementar este truco de dos formas dependiendo de la pieza que desees limpiar y la gravedad de la misma. Si es una pequeña mancha de óxido, solo debes colocar en un tazón un poco de sal. Luego moja un pañito. Toma con él un poco de sal y frota sobre el cobre. De esta manera podrás retirar el óxido.

Ahora bien, si la pieza tiene una mancha muy grande o está demasiado arraigada, añade un poco de vinagre blanco a la sal que has colocado en el tazón (que quede como una pasta) y con ayuda de un paño, frota sobre el metal. Estos dos productos caseros son idóneos para devolver el brillo a tus piezas de cobre.

Elimina el óxido de cobre con agua caliente y vinagre

Este método es idóneo si la prenda es grande y el óxido está muy incrustado. Solo debes hervir agua, añadir una taza de vinagre blanco y para potenciar el efecto también puedes colocar una cucharada de sal. Deja la pieza en la solución al menos unos 15 minutos. Verás que el agua empieza a cambia de color. De esta forma tan sencilla podrás eliminar el óxido sin necesidad de frotar.

Ahora bien, si no confías en estos métodos caseros, puedes adquirir productos profesionales (como el que adjuntamos a continuación), los cuales están especialmente diseñados para eliminar el óxido del cobre de forma inmediata.

Espectacular limpiador concentrado para plata,...
  • ¡¡¡ Luzca sus objetos de plata, cobre, bronce, latón como el primer día!!!
  • Producto altamente concentrado que se diluye con agua para preparar el baño de...
  • Se presenta en cómodas botellas para no malgastar el producto. Sólo tiene que...
  • Aclarar abundantemente con agua y secar finalmente, con un trapo o gamuza seca...
  • Los baños limpiadores formados por diluciones de TECMA-PLATA presentan una...