Saltar al contenido

Cómo limpiar los dientes a un perro naturalmente

Se estima que un 80% de los perros mayores a 5 años sufren de enfermedades periodontales como gingivitis o sarro. Por tanto, para poder evitar que tu mascota entre dentro de este desdichado porcentaje es necesario limpiar sus dientes.

No se trata sencillamente limpiarlos de vez en cuando (una o dos veces al mes), es necesario hacer de esto un hábito en el cual diariamente se les limpie los dientes.

Ahora, para esto hay varios trucos, recomendaciones y procedimientos que tienes que tener en cuenta, puesto que a los perros no les gusta mucho que les estén manipulando el hocico ¡Incluso podrían morder!

Limpiar los dientes a un perro naturalmente

Por eso, hoy te mostraremos como limpiar los dientes de tu perro naturalmente y de manera sencilla.  ¡Vamos a ello!

Cómo limpiar los dientes de un perro con sarro

El sarro en los perros puede ser muy perjudicial, esto puede generar serias enfermedades como infecciones graves, problemas cardíacos, gingivitis, halitosis entre muchos otros ¡Por nada del mundo descuides los dientes de tu mascota!

No puedes descuidar el sarro acumula tu mascota. Nosotros queremos ayudarte, por eso te damos algunos métodos para que elimines el sarro de la mandíbula de tu perro.

Sigue estos métodos para eliminar el sarro:

  • Huesos carnosos: ciertos huesos y juguetes para morder cumplen la función de limpiadores naturales. Deja que ellos mismos se encarguen de limpiar sus dientes mientras se entretienen.
  • Cepillar los dientes: para este caso es muy importante que cepilles diariamente la dentadura de tu perro con un cepillo y crema dental para canes. Hazlo preferiblemente después de cada comida y con regularidad.
  • Vegetales crujientes: al comer ciertos alimentos (zanahorias, cortezas, u otros vegetales crujientes) los perros raspan los lugares donde se acumula el sarro, de manera que limpian y remueven esto de forma natural y agradable para ellos.

Si el sarro de tu perro está bastante extendido, lo mejor es llevarlo a un profesional para que se encargue de esta tarea. Ellos, utilizando una técnica de ultra sonido y anestesia limpian a profundidad la dentadura del animal.

No obstante, esto no quita el hecho de que debas cepillarlo diariamente.

Limpiar dientes del perro con bicarbonato

A modo general como también para el caso de que tu perro tengo sarro, puedes hacer una pasta de dientes casera, hecha a base de bicarbonato.

Para este caso solamente basta con echar el bicarbonato sobre el cepillo de dientes y cepillar la dentadura de tu mascota. También puedes agregar un poco de agua para hacer un tipo de crema espesa.

El bicarbonato es útil especialmente para los momentos donde no tengas la pasta dental canina o en el caso de que tu perro no le guste mucho el sabor de su pasta dental, agregándole un poco de bicarbonato podrás hacer que la experiencia sea menos desagradable para él.

Nota: nunca, pero nunca, le des a tu perro pasta dental para seres humanos, es nociva tanto para su salud general como para su dentadura.

Cómo limpiar los dientes de un perro pequeño

Los perros de raza pequeña tienden acumular sarro con mucha más frecuencia que los perros de mayor tamaño. Por ello es aconsejable cepillarlos con mayor frecuencia.

En regla general los veterinarios recomiendan cepillar los dientes de los perros como mínimo unas 3 veces a la semana, si tu perro es pequeño tendrías que hacerlo por lo menos unas 4 o 5 veces.

Teniendo en cuenta esto debemos decir que la diferencia entre tamaños no infiere en su cepillado, solamente la frecuencia.

No obstante, para cepillar los dientes de tu perro, sea este pequeño o grande, debes tener en cuenta estos pasos:

  1. Lo primero es hacerle asociar el cepillado con algo positivo, para este caso debes darle algo que le guste y al mismo tiempo ponerle el cepillo. Darle una galleta y luego introducir el cepillo. Trabajarlo poco a poco para que se acostumbre.
  2. Pasado este proceso puedes irle agregando un poco de pasta de dientes al cepillo y cepillas un poco en los dientes frontales para que se vaya acostumbrando a la nueva sensación.
  3. Una vez que tu perro está acostumbrado al cepillado, puedes aplicar la cantidad de crema suficiente y luego cepillar tanto los dientes como las ansias, con cuidado y suavemente.

Aquí puedes ver un vídeo de una especialista explicando un procedimiento semejante con un perro pequeño:

Ahora puedes cepillar los dientes de tu mascota, haciendo que este más sano y tranquilo con lo que come. Evitando así que su dentadura se dañe o sufra algún tipo de enfermedad por ello.

Si tu perro hablará de seguro que te diría ¡Gracias! Mientras menea la cola.