Saltar al contenido

Cómo limpiar las Llantas del Coche

Las llantas del coche son como sus zapatos, por tanto, suelen ser las partes que más se suelen ensuciar. El problema es que ocasionalmente puede llegar a dar una gran pereza. Pero a veces toca, y cuando toca debes hacerle una limpieza profunda si es que no lo has hecho anteriormente.

Limpiar las llantas del coche

Adicionalmente también puedes ahorrarte algunos euros si aplicas algunas técnicas y remedios caseros.  En realidad, este asunto no es complicado e incluso puede llegar parecerte divertido y sencillo.  ¿Te interesa?  ¡Ven y lee que te lo muestro!

Cómo limpiar las llantas de aluminio del coche

Veremos dos métodos para este tipo de llantas, una para casos de limpieza básica o leve, y otro caso para niveles altos de suciedad.

Método para cuando las llantas de aluminio están un poco sucias

En casos de que las llantas se hayan ensuciado ligeramente, y solamente requieras limpiarlas un poco para que recuperen su apariencia, puedes seguir este método:

  1. Toma un balde y vierte en él lo necesario de agua y jabón.
  2. Ahora, moja el cepillo de llantas y pásalo desde el interior a la parte frontal para mayor eficiencia.
  3. Posteriormente quita el jabón con abundante agua limpia.
  4. Con un trapo de microfibra seca los neumáticos.
  5. Al secarlas aplica abrillantador para los neumáticos y un poco de cera sintética.
  6. Una vez que se seque la cera retira con un trapo de microfibra.
  7. Opcionalmente puedes volver a ponerle abrillantador para que luzcan como nuevos.

Método para cuando las llantas de aluminio están muy sucias

Este segundo método es muy sencillo, aunque es recomendable para hacerlo una o dos veces al año. También lo puedes aplicar para cuando los neumáticos están muy sucios:

  1. Haz un prelavado con una manguera de presión o con un hidrojet a máxima potencia. Utiliza abundante agua, la idea es sacar la mayor cantidad de suciedad antes de pasar a los siguientes pasos.
  2. Pulveriza algún limpiador de llantas neutro, siguiendo exactamente las especificaciones del reverso del producto. Déjalo actuar por unos 5 minutos mínimos para un mejor efecto.
  3. Posteriormente toma una esponja, un balde con agua y jabón.
  4. Ahora, restriega las llantas para limpiar aún más y retirar el limpiador.
  5. Ahora, pasa un cepillo para llantas (evita otro tipo de cepillos, ya que pueden dañarlas) desde la parte interna a la parte frontal para mayor eficiencia.
  6. Finalmente, aplica un abrillantador de llantas de aluminio.

¿Cuáles son los mejores productos para limpiar llantas de aluminio?

Ahora bien, si deseas tener todo un kit de utensilios para poder limpiar y cuidar adecuadamente tus llantas de aluminio, trata de que nada de esto te falte:

  • Cepillo para llantas: algo que tienes que tener si o si es un cepillo para llantas, indiferentemente de que tipo sean o qué tipo de producto apliques, es necesario darle una buena restregada con este cepillo especializado para limpiarlas bien y no dañarlas.
  • Limpiador especializado: también puedes utilizar un limpiador especializado como Bottari o Liqui Moly, el cual debes aplicar al pie de la letra, tal cual como indica el producto.
  • Pasta limpiadora: también existen limpiadores de llanta en pasta, el cual no solamente sirve para limpiar sino también para quitar manchas o afecciones que tengan las llantas. Ideal para casos más difíciles de tratar.
  • Sellador de llantas de aluminio: aunque estrictamente hablando no se usa para “limpiar” si lo necesitaras para cuando termines el proceso, la mejor forma de mantener tus llantas en un buen estado es aplicando un sellador para llantas.

Los productos que hemos enlazado en esta lista han sido los mejores que hemos conseguido, confirmados por muchísimos usuarios, así que puedes adquirirlos con confianza.

Remedio casero para limpiar llantas coche

Cuando se trata de limpieza existe un montón de remedios y trucos para lograr un acabado bastante respetable, ¡Nada que envidiarles a los productos industriales!

Y para el caso de la limpieza de los neumáticos no es la excepción:

  • Vinagre: ¡El infaltable! Casi que puedes limpiar cualquier cosa con este producto que no puede faltar en ningún hogar. Muy potente especialmente cuando tienen grasa, solamente debes usar el vinagre puro en un paño de microfibra y pasarlo por encima.
  • Refresco de cola: este es un remedio muy eficaz tanto para dar brillo como para limpiar. Utilízalo directamente sobre un paño y luego aplícalo sobre las llantas.
  • Bicarbonato: este lo puedes combinar con un poco de agua de forma que quede una pasta de liquidez semejante a una crema. Posteriormente aplicas sobre la llanta con un cepillo, dejas que surta efecto por unos 5 minutos y luego enjuagas con abundante agua.
  • Glicerina y agua destilada: toma unos 800 ml de agua destilada y unos 300 ml de glicerina liquida, con ayuda de una brocha o cepillo, esparce la mezcla sobre los neumáticos, deja secar y luego retira con abundante agua y seca con un paño de microfibra.

Productos para limpiar las llantas del coche

Si lo que quieres es aplicar productos para limpiar tus llantas, hay una buena lista que debes tener en mente:

  • Cepillos para limpiar llantas: este es especialmente diseñado para mantener tus llantas intactas utilizar otro tipo de cepillos puede generar daños en ellas y reduciendo su tiempo de vida útil. Adicionalmente puede llegar a dañar su apariencia. Te enlazamos un kit ideal pinchando aqui.
  • Paños de microfibra: estos son muy útiles no tan solamente para limpiar tus neumáticos, sino también para la limpieza general de tu coche como de otras cosas. Los paños de microfibra evitan micro rayaduras y otros detalles que no se ven a simple vista.
  • Soluciones limpiadoras: las soluciones limpiadoras para llantas son especiales para quitar el sucio como para dejarlas con un acabo brillante. Es recomendable usarlas una o dos veces al año como mantenimiento de rutina.

Limpiar las llantas de aluminio del coche

Con estos consejos tendrás tus llantas limpias, brillantes y listas para acelerar y llevarte al lugar que desees ¡Adelante!