Saltar al contenido

Cómo limpiar la Rejilla del Horno

A la hora de cocinar en el horno, suele suceder que la grasa, el caramelo, etc., se escurren de la bandeja a la rejilla ocasionando que por todos sus lados quede como si tuviera una capa de esmalte. Si anteriormente has intentado lavarla, la experiencia te dirá que es un proceso bastante complicado, y porque no decirlo, es bastante fastidioso, desde todo punto de vista.

Por una parte, a veces las rejillas suelen ser más grandes que el fregadero, y por otra, limpiar cada alambre o varilla metálica; al estar tan juntas unas de otras, resulta bastante incómodo e impreciso que quede impecable. Es frustrante ver que después de un buen tiempo limpiando barra por barra, aún se perciban restos de grasa o residuos de alimentos en alguna de ellas.

En este artículo te daremos algunas recomendaciones para que el trabajo de limpieza sea fácil, rápido y efectivo, para que logres ver tu horno impecable por completo.

Limpieza de horno por dentro

¿Cómo limpiar la rejilla sucia del horno?

Si después de haber cocinado notas que tu horno tiene manchas de suciedad bastante visibles, entonces es hora de atenderlo para que no afecte las futuras preparaciones o que lamentablemente se dañe con el tiempo, por no tener el debido cuidado.

Lo que necesitarás es lo siguiente:

❯❯❯ Busca entre tus cosas dos toallas que dejarás reservadas para ser utilizadas únicamente para este fin, en próximas limpiezas.

❯❯❯ Hierve un poco de agua.

❯❯❯ Vierte en una taza bicarbonato.

❯❯❯ Consigue una esponja que sea suave para que no raye las superficies. Por ejemplo, unas toallas de papel que absorban y sequen.

❯❯❯ Y por último, un recipiente o contenedor cóncavo donde puedan reposar las parrillas, o en caso de no contar con alguno, dispón de una bañera.

Lo que harás será colocar las dos toallas en el contenedor y la rejilla sobre él para luego llenarlo con el agua hirviendo hasta que estas queden cubiertas. Luego colocarás el bicarbonato y listo, deja reposar por cuatro horas.

Después de que haya pasado el tiempo, notarás que las manchas que están en el metal de la rejilla se quitarán fácilmente con ayuda de la esponja para luego secar con el papel absorbente.

¿Cómo limpiar la rejilla del horno oxidada?

La suciedad es nuestra enemiga, pero también lo es el oxido que puede existir en estos artefactos. Es imperdonable que cocines algún alimento sobre una superficie oxidada, porque te arriesgas a contraer bacterias, por ello debes combatir a este enemigo de tus utensilios y tu salud, especialmente en las rejillas del horno.

Aquí te explicamos lo que necesitas hacer paso a paso:

  1. Quita todos los residuos de oxido y de grasa que se haya acumulado. Para ello, debes calentar el horno y dejar que esta grasa se queme por completo.
  2. Después de que esté completamente fría, toma un cepillo que tenga cerdas de acero y quita ese oxido, teniendo el debido cuidado para que ni una gota se esparza sobre otros objetos del hogar.
  3. Luego de realizar estos procedimientos, debes rociar un poco de vinagre para asegurarte que ningún residuo de oxido quede allí.
  4. Como medida preventiva, lo recomendable es no dejar que las rejillas se llenen de oxido. Es preferible que realices constantemente una limpieza con un paño húmedo y hasta con el mismo cepillo luego de usarla. Jamás debes dejarlas húmedas con las puertas del horno cerradas.

Verás que siguiendo los pasos antes descritos, disfrutarás al ver tu horno reluciente y sentirás la tranquilidad de que todo cuanto prepares quedará libre de esos peligros que en ocasiones no se consideran; como el oxido, y que pueden poner en riesgo la salud, más allá de ser estéticamente desagradables.

rejilla sucia del horno