Saltar al contenido

Cómo limpiar la Plata con Bicarbonato y Vinagre

El tiempo puede ser cruel, no solo con el ser humano, sino también con sus posesiones. Es normal que con los años nuestros objetos de alguna u otra forma se vean afectados por daños físicos, desgaste o la suciedad y es cuando empezamos a buscar formas de restaurarlos.

Entre las posesiones que normalmente ameritan de un cuidado especial después de cierto tiempo, están aquellos hechos de metales preciosos, tal y como puede ser la plata. La plata es un metal maravilloso que como especie, utilizamos desde hace muchísimo tiempo, y aunque tiene propiedades que evitan que se oxide, es cierto que con el tiempo sufre transformaciones.

Limpiar objetos de plata

La transformación de la plata; Normalmente oscureciéndose, puede darse por distintas razones.

La más común es su reacción con el sulfuro de hidrógeno. Si esto le ha pasado a tus pertenencias, no debes preocuparte pues te enseñaremos como limpiar la plata de forma correcta desde el hogar. Estos procesos también funcionan en caso de que la plata se vea afectada por suciedad.

¿Cómo limpiar la plata con bicarbonato?

El bicarbonato es nuestra primera alternativa. Normalmente, todos en la casa contamos con algo de bicarbonato de sodio guardado para distintas oportunidades.

En este caso lo que deberemos hacer es diluirlo en agua, dependiendo el tamaño de lo que deseemos limpiar, mezclaremos mayor o menor cantidad, pero siempre son una parte de bicarbonato por tres de agua.

Ya contando con el bicarbonato diluido; mejor si es en agua caliente, procedemos a sumergir en él las piezas de plata que deseemos limpiar. La pieza debe mantenerse sumergida por al menos una hora, y al removerse se debe frotar con un pedazo de tela hasta quedar seca. De esta forma habrás completado la limpieza.

¿Cómo limpiar la plata con vinagre?

Para limpiar la plata con vinagre, el proceso es similar. Consiste es sumergir los objetos en el vinagre, pero a diferencia del proceso anterior con bicarbonato, esta vez necesitaras papel de aluminio y una sartén.

El truco está en cubrir el fondo del sartén con papel aluminio, y luego colocar suficiente vinagre para luego sumergir el objeto de plata que desees limpiar. Ya con el objeto sumergido en vinagre, debes encender la llama de tu cocina y dejar que hierva por aproximadamente media hora.

Para finalizar el proceso simplemente debes dejar reposar el objeto antes de remover y frotar para secarlo. No es para nada complicado y te aseguramos buenos resultados.