Saltar al contenido

Como limpiar Espárragos Verdes Frescos

esparragos limpiar frescos

Los espárragos son muy nutritivos y lo mejor de todo es que es bajo en calorías. Al mismo tiempo tiene una gran cantidad de agua, esto lo hace un aliado para adelgazar. De acuerdo algunos estudios, se conoce que es muy eficiente para eliminar toxinas. Todas estas son razones válidas para incluirla en tu régimen alimenticio.

A pesar de ello, algunas personas no saben cómo limpiar los espárragos verdes. A continuación, te explicaremos todo lo que necesitas saber de esta verdura.

¿Por qué incluir espárragos en tu alimentacion?

esparragos dieta

Los espárragos son el toque ideal para variadas recetas. Pero, pueden brindarte una serie de beneficios, los cuales te señalaremos a continuación.

  • Te brindan un gran aporte de minerales (calcio, potasio, fosforo, magnesio)
  • Contiene un alto nivel de fibra (sensación de saciedad)
  • Gran cantidad de vitamina A, B1, B2, B6.
  • Es antioxidante

¿Cómo limpiar los espárragos verdes?

Contrario a la opinión popular, los espárragos son muy fáciles de limpiar, de hecho, solo te tomará unos 5 minutos hacerlo.

A continuación, te explicaremos un paso a paso para limpiar los espárragos frescos.

  1. Enjuagar los espárragos en un chorro constante de agua. (Cuidar que las puntas no se dañen)
  2. Después de hidratarlos, sécalo con ayuda de un paño limpio.
  3. Con ayuda de un cuchillo, debes pelarlos
  4. Ubica la parte más dura del tallo y pártelo con las manos, déjalo en agua unos minutos. (De esta forma se quita el amargor)
  5. Termina de partirlos con las manos (al parecer con el cuchillo no salen tan tiernos)
  6. Reserva los desperdicios (puedes utilizarlos como base de sopas y cremas)

Con esto sencillos pasos puedes limpiar los espárragos verdes frescos. Aunque en el mercado lo puedes hallar listo para preparar tus recetas, lo cierto, es que frescos salen más económicos, además que brindan un mejor sabor.

¿Cómo almacenar los espárragos?

Independientemente si te gustan los espárragos verdes, blancos o los trigueros. Lo cierto, es que una vez que se cosecha se empieza a tornar de un sabor algo amargo, por eso después de limpiarlos tal como explicamos anteriormente, es necesario saber almacenarlos en la nevera.

Pues bien, reservarlo no es nada difícil. Es importante destacar que el ambiente natural les hace daño, por eso es que tan pronto lo adquieras deben estar en el frigorífico. Amárralos como si se tratara de un ramo de flores, y sumerge la base del esparrago en un bol con agua. En cuanto a lo demás coloca una bolsa de plástico para que se mantengan húmedos, pero procura que no lo ahoguen.