Saltar al contenido

Cómo limpiar Cobre por Fuera

El cobre es un metal muy durable, aun así, con el tiempo puede opacarse e incluso verse afectado por el óxido, debido a su contacto con el aire o la humedad.

Para el proceso de limpieza recomendamos utilizar productos especiales anti calcio y oxido. Los cuales pueden ser encontrados en cualquier tienda de limpieza. Son muy eficaces, devolviendo el brillo del cobre en un abrir y cerrar de ojos.

Ahora bien, también existen algunos trucos caseros que puedes implementar para limpiar el cobre bien sea viejo, dorado o quemado. A continuación, te señalaremos todo lo que necesitas saber para que tus piezas de cobre luzcan relucientes.

Limpiar cobre por fuera

¿Cómo limpiar el cobre dorado correctamente?

El color dorado de algunos artículos de cobre puede verse afectado si utilizas algún producto de limpieza muy fuerte en ellos. De hecho, a veces el efecto de los removedores de calcio y oxido es impredecible.

Por tal motivo, los productos caseros son una gran alternativa para mantener su aspecto dorado. La sal y harina representan un método casero de alta eficiencia. Para realizar este limpiador casero solo necesitas tener a la mano lo siguiente:

  • Sal
  • Harina
  • Trapo
  • Vinagre
  • Recipiente donde mezclar

Debes seguir el siguiente procedimiento:

  1. En un recipiente, agrega una cucharada sopera de sal y dos cucharadas de harina.
  2. Acto seguido vierte vinagre y mezcla hasta que quede una sustancia homogénea. De nuevo es preferible que tengas tus guantes para facilitar el manejo de los materiales.
  3. Al terminar de mezclar, sumerge el trapo en la sustancia y restriega el cobre. No deberías tener problema alguno quitando la suciedad y el óxido, además no pondrás en riesgo el color del objeto.
  4. Al finalizar, puedes secar el objeto con otro trapo. Si notas que pueden quedar restos, con un poco de jabón lavaplatos y una esponja haces una última limpieza.

Otra forma de hacerlo…

Otro método bastante innovador, que, de hecho, ha sido tendencia en estos últimos tiempos, es el uso de un condimento bastante popular en casi cualquier hogar, el kétchup. La usamos en perritos calientes, hamburguesas, para las papas fritas y muchos otros alimentos….

¡Pero resulta que para limpiar el cobre también es excelente!

Es sumamente sencillo de utilizar, simplemente se debe untar por toda la superficie del cobre que deseemos limpiar, la dejamos asentar y al cabo de unos quince minutos o media hora, empezamos a remover.

¿Cómo limpiar cobre quemado?

Las quemaduras son otro problema común con el que suelen lidiar personas que poseen objetos de cobre con cierta antigüedad.

Por suerte, el método de vinagre con sal gruesa sirve para quitar las quemaduras, siempre y cuando no sean muy viejas.

Lo puedes hacer de la siguiente forma:

  1. Realiza una mezcla de sal con un poco de vinagre puro.
  2. Remueve bien la mezcla.
  3. Con ayuda de un atomizador aplícalo sobre el cobre.
  4. Deja reposar unos 15 minutos.
  5. Enjuaga y deja secar.

En caso de que las quemaduras sean muy viejas o el cobre que quieres limpiar tenga muchos años sin mantenimiento, probablemente el vinagre y la sal por su cuenta no den efecto. Para estos casos hay que aplicar una mezcla de agua con lejía, de la siguiente forma:

  1. Después de mezclar un poco de agua con dos tazas pequeñas de lejía.
  2. Frota la mancha de quemadura con ayuda de un trapo.
  3. Cepilla con ayuda de un cepillo de dientes viejo.
  4. Enjuaga y mira que tal queda, si ya está bien déjalo secar.
  5. Repite la operación en caso de ser necesario.
  6. Finalmente, déjalo secar.

¿Cómo limpiar el cobre viejo o antiguo?

El cobre antiguo es precioso. Para mantener su esplendor es necesario retirar el polvo del metal. Puedes valerte del vinagre blanco para devolver su esplendor original.

Para ello debes hacer lo siguiente:

  1. Con un pañito seco, retira el polvo.
  2. En un atomizador, agrega un poco de vinagre blanco con agua en partes iguales.
  3. Esparce sobre toda la pieza.
  4. Deja que haga efecto unos quince minutos.
  5. Frota con ayuda de un pañito.

También puedes valerte de productos especializados. Para ello, te recomendamos que protejas bien tus manos con unos guantes de plástico y trabajes en un área con ventilación, ya que los gases que emite el químico tienen un fuerte olor. También ten cuidado con tocarte los ojos o cualquier otra zona sensible mientras limpias.

❯❯❯ Cuando adquieras el producto, debes hacer lo siguiente.

  1. Lee sus instrucciones
  2. Verifica si es de aplicación directa o necesita ser diluido en agua. En caso de ser diluido, en un recipiente debes preparar la mezcla.
  3. Ya con la mezcla preparada, moja un trapo absorbente, con el cual frotaras la superficie del objeto que desees limpiar.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

¿Cómo limpiar tuberías de cobre por fuera?

Las tuberías de cobre también pueden ensuciarse con facilidad. Aun así, es posible limpiarlas de forma casera. Puedes implementar el truco de la salsa de tomate y comprobar su efectividad. Para ello lo puedes hacer la siguiente forma:

  1. Aplica un poco de kétchup sobre la tubería de cobre.
  2. Deja reposar unos 15 minutos a media hora.
  3. Frota ligeramente.
  4. Enjuaga con abundante agua.
  5. Repite la operación en caso de ser necesario.

Quizás la efectividad de la salsa de tomate se debe a que la misma contiene vinagre. Por tal motivo, te recomendamos limpiar las tuberías con ese ingrediente. Solo esparce un poco en toda la superficie afectada, cepilla y listo.

Te recomendamos que en caso de que la tubería se encuentre en un lugar incomodo, las desmontes y dejes remojar en algún tipo de recipiente amplio donde queden completamente sumergidas.