Saltar al contenido

Cómo limpiar Cabezas de Cordero

La cabeza de cordero es considerada un delicioso manjar en muchos lugares del mundo, especialmente en los países europeos. Esta es sin duda una de las piezas de casquería más valorada, debido que se emplea con mucha frecuencia en la elaboración de platillos exquisitos.

Muy pocas personas saben cómo limpiar una cabeza de cordero, pues en las carnicerías le aplican un proceso de limpieza, que las dejan listas para cocinar. Pero si deseas saber cómo puedes quitarle todas las impurezas a una cabeza de cordero fresca, aquí veras todos los detalles para que puedas conseguirlo.

Limpiar cabezas de cordero

Cada día son más las personas que se animan a preparar deliciosas recetas con elementos de casquería de cordero, como cabeza y patas. Todas las partes del cordero son aprovechables gracias a que su carne es tierna y jugosa.

Muchos suponen que la parte del cordero más difícil de limpiar es la cabeza, debido que hay que picarla, retirar los pelos y otras partes, pero en realidad no es así. Con solo aplicar los consejos que veras a continuación, veras que esta limpieza es muy sencilla.

  1. En primer lugar, debes lavar la cabeza de cordero en un grifo a potencia media (así podrás retirar los restos de sangre y de suciedad).

  2. Quema el pelaje existente colocando brevemente la cabeza de cordero en una estufa.

  3. Enjuaga la cabeza en un envase con agua fría.

  4. Corta la cabeza de cordero justo a la mitad.

  5. Retira los sesos y la lengua, colocándolos en envases diferentes (estos se cocinan separados de la cabeza).

  6. Para blanquear ambas mitades de la cabeza, sumérgelas en agua fría durante 15 minutos.

  7. Cambia el agua y vuelve a remojar las mitades en agua fría con limón. Esta vez por 20 minutos.

  8. Finalmente, saca la cabeza de cordero del remojo y ponla a escurrir bien.

Recomendaciones:

  • Si vas a guisar la cabeza de cordero, debes hervirla después de su limpieza, recordando retirar toda la espuma que quede en la superficie del agua.

  • Si deseas asar la cabeza de cordero, procura añadir sal en todas partes.

Cómo limpiar sesos y lengua de cordero

La cabeza de cordero es una pieza de la casquería más complejas de elaborar, debido que dentro de sí incluye otras partes que requieren una limpieza y cocción diferentes, estas son la lengua y los sesos.

Los sesos y la lengua de cordero son valorados por su exquisitez y alto valor nutritivo. Pero por lo general los sesos no se cocinan junto a la cabeza, pues se pueden desprender y deshacer con facilidad. La lengua si se puede dejar, pero no es beneficioso consumirla sin haberla limpiado correctamente. Por eso es importante conocer cómo puedes limpiarlas antes de cocinarlas.

❯❯❯ Limpiar sesos de cordero

  1. Para retirar la sangre de los sesos de cordero, colócalos en suficiente agua fría durante 30 minutos.

  2. Retira con tus manos o con un cuchillo la telilla que recubre los sesos.

  3. Deja remojar los sesos de cordero por 3 minutos en agua hervida y listo.

❯❯❯ Limpiar lengua de cordero

  1. Para quitar la textura áspera de la lengua de cordero, debes hervirla por 30 minutos.

  2. Luego debes esperar a que esta enfríe un poco para empezar a retirar la capa donde se ubican las papilas gustativas. Solo se requiere frotar con fuerza el filo de un cuchillo sobre ellas.

  3. Enjuaga la lengua de cordero en agua fría y listo.

Si empleas estos sencillos métodos para limpiar la lengua y los sesos de cordero, lograras en segundos tener tu proteína lista para preparar en guisados, rebosados, hervidos o como tu prefieras.