Saltar al contenido

Cómo limpiar Berberechos frescos

Los berberechos o almejas, son moluscos marinos que se emplean en la preparación de comidas exquisitas. Se pueden preparar de diversas maneras, no obstante, el disfrute de dicha comida dependerá de una buena limpieza de los berberechos, debido que estos tienen partículas de arena en su interior, lo que resulta desagradable para consumirlos.

A la hora de comprar berberechos se pueden adquirir frescos, congelados o en latas. Si está pensando en elaborar alguna receta con estos deliciosos mariscos, debes aprender antes como limpiarlos sin complicaciones. Aquí sabrás como puedes lograrlo.

Limpiar berberechos frescos

Cómo limpiar berberechos frescos

Cuando se compran berberechos empaquetados, no es necesario preocuparse por limpiar ni conservar, pues todo alimento envasado viene listo para preparar. Pero algunas personas prefieren comprarlos frescos, debido que afirman que en este estado el sabor de los berberechos es mucho mejor.

A continuación, veras los sencillos pasos para efectuar su limpieza, solo necesitas agua, sal gruesa, un reciente grande y un coladero amplio.

  1. En primer lugar, se lavan los berberechos con el grifo a potencia suave para retirar la suciedad.

  2. Una vez limpios, se colocan en un recipiente y se agrega agua hasta que los berberechos queden cubiertos por completo.

  3. Luego vierte una cantidad considerable de sal gruesa y remueve bien (si vives cerca del mar puedes usar el agua salada para este proceso sin necesidad de agregar sal).

  4. Se dejan remojar los berberechos mínimo 30 minutos en el refrigerador. La sal permitirá que los residuos de arena salgan del interior de la concha y se asienten en el fondo del recipiente

  5. Pasado este tiempo se pasan los berberechos a otro envase, teniendo cuidado de no remover la arena asentada en recipiente.

  6. Desecha el agua sucia y enjuaga los berberechos con abundante agua limpia (sin sal).

  7. Finalmente escúrrelos un poco. Ahora están listos para cocinar

Recomendaciones extra:

  • Antes de comprar los berberechos, te debe asegurar que se encuentren en buenas condiciones y no tengan olores extraños.

  • Para obtener mejores resultados en la limpieza, es conveniente dejar remojar los berberechos por pequeñas cantidades, así la arena saldrá con mayor facilidad.

Cómo limpiar berberechos congelados

Una ventaja de comprar berberechos congelados es que se pueden mantener en la nevera y prepararlos cuando se desee. Pero también requieren una limpieza minuciosa antes de su cocción, para eliminar los residuos que restan el sabor de los berberechos y que afectan la degustación.

El proceso es igual de sencillo, fijémonos en los siguientes pasos:

  1. Lo primero es destapar el empaque y colocar los berberechos en un recipiente con agua para dejarlos descongelar (se puede cambiar el agua al menos 2 veces hasta que descongele por completo).

  2. Una vez descongelados, se llena un recipiente grande con agua, se agrega suficiente sal gruesa, se remueve.

  3. Introduce los berberechos en el recipiente.

  4. Deja actuar el agua salada por 30 minutos, para que los restos de arena e impurezas que se encuentran dentro del caparazón salgan por completo.

  5. Al finalizar el tiempo de remojo retira los moluscos del recipiente y se pásalos a un envase limpio, teniendo cuidado de no agitar mucho el agua para que no se llenen de arena nuevamente.

  6. Desecha el agua sucia y enjuaga los berberechos con suficiente agua, hasta que ya no se observen residuos.

  7. Colocamos los berberechos en un escurridor metálico por 15 minutos y listo. Puedes prepararlos a tu gusto.

Recomendaciones extra:

  • Los alimentos congelados tienen fecha de vencimiento, por tanto, es recomendable no esperar demasiado para prepararlos.

  • Después de destapar el empaque se deben seleccionar los berberechos rotos o abierto y desecharlos, así evitaras daños a la salud.

  • Debes estar pendiente de no dejar remojar los berberechos más tiempo del recomendado, para obtener un mejor resultado.

  • Otra manera de descongelar los berberechos es dejarlos fuera del refrigerador en su mismo empaque, sin agregar agua. Este proceso tardara un poco más.