Saltar al contenido

Como limpiar ALCACHOFAS FRESCAS para cocinarlas

alcachofas frescas

La alcachofa es una verdura que al momento de cortar o picar pasa por un proceso rápido de oxidación, lo cual hace que se pongan de un color negro. No apetitivo para la mayoría de los platillos.

Para evitar esto debes limpiarlas adecuadamente¿Sabes cómo hacerlo? Si no lo sabes, debes leer este artículo, y sí si lo sabes ¡También debes leer este articulo! (Hay algunos trucos que tal vez no sabias).  Vamos a ello…

Como limpiar las alcachofas para paella

Las alcachofas son un excelente ingrediente para paellas, este ingrediente en particular se le añade generalmente a la paella hecha con pollo, chorizo y gambas.

Para lavarlas solamente debes seguir estos pasos:

  1. Quita las hojas verdes y duras (puedes hacerlo a mano o con un cuchillo).
  2. Después debes pelarla completamente, quitar la parte de arriba de la alcachofa, y parte del tallo (el tallo debes pelarlo con el cuchillo, no quitarlo, puesto que tiene un sabor especial que hará de tus platillos más deliciosos).
  3. A continuación, picas en dos partes la alcachofa, exactamente en el medio. Aquí puedes conseguir una clase de pelusa en el corazón de la alcachofa, debes quitarla, porque su sabor no es nada agradable.
  4. Luego toma un bol con agua fría, con el zumo de medio limón, algunas pizcas de sal y, si le quieres dar un color más blanquecino a la alcachofa, un poco de harina.
  5. Echa la alcachofa a la paella inmediatamente para que empiecen a cocinarse y no se ennegrezcan.

Con estos pasos tendrás tus alcachofas bien limpias y aptas para la paella, o cualquier otro platillo.

Como limpiar alcachofas para hervir

Si vas a hacer alcachofas hervidas, debes dejarlas lo más enteras posibles, solamente debes quitar todo aquello que de mal sabor o sea duro (como las hojas exteriores o la piel del tallo).

Una vez que tengas tus alcachofas peladas y limpias, puedes mantenerlas en el bol en reposo, pero no por mucho tiempo. Por lo que te recomendamos que mientras estas limpiando las alcachofas coloques una hoya a hervir, para que cuando el agua rompa en ebullición viertas las alcachofas peladas.

Debes utilizar suficiente agua para que las alcachofas queden sumergidas y se cocinen adecuadamente.

Una vez estando en el agua hirviendo debes dejarlas por unos 20 a 25 minutos aproximadamente. Cumplido el tiempo pinchas las alcachofas con un cuchillo o algún otro utensilio de cocina punzante para verificar si están blandas.

Luego retiras, y como están listas, las guardas en el congelador o las sirves, como tú desees…

Como limpiar alcachofas para freír

Las alcachofas fritas pueden ser un platillo de acompañamiento crujiente y delicioso. Por lo que, al momento de limpiarlas, pasarlas por agua y darle más sabor es fundamental.

En este caso el procedimiento es casi igual que el explicado justo encima de este (el de hervir) el mismo que el anterior, pero queremos comentarte otra variable: Una de las mejores formas de evitar que las alcachofas se vuelvan negras y dejen un buen sabor es sustituir el limón que se le coloca al agua por un par de ramas de perejil.

Luego solamente debes hervirlas, y freírlas a tu gusto y combinarlas con algún tipo de salsa, puedes hacerlo con mostaza, mayonesa y miel, o cualquier otra receta para freír alcachofas.

Como limpiar alcachofas para horno

El procedimiento para alcachofas al horno no es exactamente el mismo, por lo que vamos a explicarlo brevemente:

  1. Lavarlas un poco con agua, como debes hacer con todas tus verduras.
  2. Cortas totalmente el tallo para que puedan quedar de pie al introducirlas al horno.

Posteriormente a esto solamente debes seguir la receta correspondiente para este delicioso platillo, para esto te hemos dejado un vídeo que explica a la perfección, paso a paso, como hacer alcachofas al horno:

Consejos para hacer unas buenas alcachofas

Sea que las frites, las hornees o las hiervas, estos consejos son importantes seguirlos casi como reglas:

  • Esta es una verdura que se caracteriza por la dureza, por lo que debes asegurarte de hervirlas bien siempre.
  • Una vez cocinadas, una vez ingeridas. No es bueno dejarlas para el día siguiente, si la cocinas en un día debes comerla en ese mismo día. En el caso de que no puedas, congélalas. Su durabilidad congelada puede ser hasta de dos meses.
  • Al manipularlas (pelarlas con la mano o con el cuchillo) tu piel se va a manchar de negro, por lo que recomendamos hacerlo con guantes, por el contrario, se teñirá tu piel de negro.

Receta de alcachofas

Ya con estos con estos trucos, consejos y métodos, estas preparado para tener tus alcachofas bien limpias y, además, hacerlas de la forma más deliciosa posible ¡Buen provecho!